aprendiendo español

Claves para una clase de español con éxito

Sigo sintiendo un pequeño nudo en el estómago antes de cada clase. Cada sesión es una puesta en escena y cada escena es distinta; sin embargo, la finalidad de cada una es siempre envolver al público y hacer que participen activamente en la propuesta que les ofrezco. El éxito nunca está asegurado, pero la experiencia me ha enseñado que hay algunos métodos que se acercan más que otros.

  1. Da rienda suelta a tu imaginación. Desvíate de lo establecido. En la forma tradicional de enseñanza el rol del profesor era el de enseñar: señalar ; el del alumno aprender: prender. Las nuevas tendencias apuntan hacia otras direcciones semánticas: el alumno quiere descubrir y el profesor encauza esa voluntad de descubrimiento. Las explicaciones teóricas son necesarias pero solo si acto seguido se van a poner en práctica. ¡Las posibilidades son infinitas!
  2.   Convierte la clase en un espacio sin complejos y sin miedos escénicos. Porque comunicarse es actuar y porque hacerlo en otro idioma propicia sensaciones nuevas; el juego y el teatro son los aliados perfectos.
  3. Lleva contigo un kit de improvisación: un dado, tarjetas con verbos, pos- it, libros infantiles, revistas, folletos de publicidad, folios blancos, lápices de colores… Cuando la sesión parece no estar resultando de la forma esperada, el kit puede ayudar a desconectar y reconectar con enfoques frescos.
  4. Promueve la risa y el desenfado, son las llaves maestras que abren casi todas las mentes.

¡Feliz clase!

aprendiendo español

¿Qué significados tiene el subjuntivo?

El subjuntivo es un modo verbal: una forma de percibir la realidad, de enfocarla. No es, por tanto, un tiempo ya que no nos sitúa en un momento concreto (presente, pasado, futuro), sino que muestra cómo percibimos ese momento puntual.

Para entender esta idea de enfoque propongo un sencillo ejercicio.

Primero, observad con atención estas dos imágenes:

A continuación, asignad a cada imagen una de las siguientes oraciones:

1- ¡Fíjate en las flores que ha hecho brotar la primavera!

2- ¡Fíjate en las flores que haya hecho brotar la primavera!

La primera oración podría ser válida para las dos imágenes, necesitaríamos conocer el contexto en el que se produce el acto comunicativo para descartar la imagen A.

En cuanto a la imagen B la única oración posible sería la 1.

¿ Y cómo se puede explicar esto? Para ello partiremos de la idea de que el subjuntivo tiene dos significados primarios: alejamiento e influencia. En el siguiente esquema están recogidos los significados secundarios que derivan de ellos.

  • ALEJAMIENTO
    • Del conocimiento directo:
      • Con subjetividad
        • Sentimiento: Me alegro de que nos hayamos visto.
        • Deseo: Ojalá esto acabe pronto.
        • Valoración: Es bonito que tengas ese detalle con tu familia.
      • Con incertidumbre
        • Duda: No está claro que el acusado sea culpable.
        • Hipótesis/ probabilidad: Quizás venga por la tarde.
    • Del interlocutor:
      • Imperativo usted/ustedes: Por favor, limpie esa mesa.
  • INFLUENCIA
    • Mandato: No comas tan rápido.
    • Consejo/ recomendación: Estaría bien que llamaras antes de entrar.
    • Prohibición: Durante el estado de alarma está prohibido que salgamos a la calle.
    • Necesidad: Necesito que me ayudes a preparar la cena.

ALEJA DEL CONOCIMIENTO DIRECTO

El subjuntivo aleja al hablante del conocimiento directo de la realidad porque ofrece una imagen subjetiva de la misma.

Dicha subjetividad puede emanar del propio individuo cuando este expresa sus deseos, sentimientos o valoraciones, dado que muestra una realidad o vivencia propia , siempre subjetivas.
O puede emanar del contexto de incertidumbre que envuelva el acto comunicativo puesto que, aunque la falta de certeza ante una situación es objetiva, el cómo actuamos ante ella es algo subjetivo que se manifiesta mediante dudas, hipótesis o probabilidades.

Las oraciones de relativo, las temporales y las concesivas con subjuntivo son un ejemplo de que el hablante no está seguro de que el hecho que refiere vaya a ocurrir.

Cuando vayas al campo fíjate en las flores que haya hecho brotar la primavera.

Aunque me pidieses perdón, no iría contigo a la fiesta.

En las oraciones finales el subjuntivo explica el propósito de la oración principal. Un propósito es la mera intención de que algo ocurra pero no hay certeza plena de que vaya a ser así.

Hemos venido para que no te sientas solo

ALEJA DEL INTERLOCUTOR

El subjuntivo también aleja al hablante de su interlocutor con las formas afirmativas del imperativo de usted y ustedes, las cuales muestran distanciamiento social entre los hablantes.

INFLUENCIA

Acompañando a verbos específicos o en determinados contextos, el subjuntivo también puede significar influencia, es decir, el deseo de producir una reacción determinada en el interlocutor.